martes, abril 11, 2006

What is and what should never be

Por principio de cuentas quiero decir que este NO ES UN BLOG POLÍTICO NI MILITANTE NI PROPAGANDISTA.

Este es un blog PERSONAL, en el que a veces opino sobre la realidad política de mi país y del mundo, y transcribo textos que me parecen interesantes o que dicen mejor lo que yo hubiera querido decir.

En segundas, yo soy escritor. Aunque estudié periodismo y trabajé un tiempo en una revista política subsidiada por el gobierno, y luego me vendí a la iniciativa privada como esclavo de tiempo completo durante ocho años, espero que nunca más en mi vida tenga que verme en condiciones de tener que aceptar empleos como ésos.

Ahora, afortunadamente, vivo de mis clases y de trabajos independientes (o free lance, como se les decía antes). Con eso me basta para vivir dignamente y poder decir lo que me venga en gana sin tener que responder a consignas ni tener que trasvestirme en lo que no soy o en lo que antes denostaba con tal de conservar el hueso o hacer méritos para que me den otro más grande.

Trato de ser congruente con lo que soy y con lo que quiero ser. Me he dado cuenta que eso es muy difícil, tanto como querer ser un santo. O mejor: tanto como exigirles a los demás que también sean santos o se comporten como tales, sobre todo si se trata de políticos o intelectuales. Yo nomás lo que pido es un poquito de congruencia. E inteligencia, que es mucho más difícil de encontrar.

Pero eso no quiere decir que no pueda opinar en este espacio lo que me dé mi regalada gana acerca de lo quiera y de lo que me interesa, y que los que me lean no puedan opinar acerca de lo que yo escribo aquí. Si no quisiera recibir comentarios, pues nomás no dejo que los pongan y ya. O cierro el blog, o me cambio de dirección. Pero también, si no les gusta lo que escribo, pues no lean este blog y ya. Todos contentos.

A mí lo que me gustaría es que los argumentos se debatieran con argumentos, no con meras opiniones o consignas ideológicas. Si vamos a debatir al respecto, vamos a hacerlo con argumentos válidos y no con falacias.

Eso de que "AMLO es un peligro para México" es pura propaganda fascista, que lamentablemente está teniendo el efecto deseado entre buena parte de la población más apantallable. Lo hicieron Salinas y Zedillo, ambos con Cárdenas. Lo curioso es que no lo hicieron con Fox...

Ah, ya entiendo: porque Fox es del PAN. Sólo cuando es posible que gane la izquierda es "un peligro para México". Ya caigo.

Bueno, en fin...

Por lo demás, aquí les dejo este artículo del papá de Superbarrio, que ya no está en el PRD y que habla con conocimiento de causa. Ojalá alguno de los "estrategas" de AMLO le hiciera caso.

Cómo perder la ventaja
por Marco Rascón

La Jornada
Martes 11 de abril de 2006


Sólo errores graves en la conducción de la campaña de López Obrador harían que el lopezobradorismo perdiera su ventaja de más de 10 millones de electores frente a Felipe Calderón y Roberto Madrazo.

La ventaja, sostenida a lo largo de los dos últimos años por el candidato de la coalición Por el Bien de Todos, ha sido puesta en riesgo por sus conductores a partir de que esa delantera no ha sido utilizada hasta hoy para hablar al país y consolidar una mayoría en torno al futuro con propuestas alternativas al modelo neoliberal y un ejercicio conceptual y discursivo diferente a lo que los mexicanos hemos padecido a lo largo del régimen priísta y del sexenio foxista.

Da la impresión de que el lopezobradorismo no puede con su propia ventaja y recurre a mantenerse en la confrontación, como si estuviese en las mismas condiciones de hace un año, en que se produjo el de-safuero, que le dieron gran ventaja. Esa circunstancia la han hecho regla táctica y estratégica.

Hoy, en un escenario previsible, dado que ya se veía que la oligarquía utilizaría medios y encuestas para reducir y revertir esa ventaja, el lopezobradorismo cae en la trampa y usa los medios no para desprenderse de la presión de Calderón y Madrazo, sino para enredarse con ellos en una lucha de espots y acusaciones mutuas.

La fuerza del lopezobradorismo en campaña no parece ser "cumplir es nuestra fuerza", sino que se basa en la poca inteligencia de Vicente Fox, quien se ha metido abiertamente en la elección, desesperado ante la pésima campaña de Calderón. Era de esperarse que el poder oligárquico respondiera con calumnias ante un eventual triunfo de López Obrador.

Recordemos que en 1988 el clima que precedió a los asesinatos de Ovando y Gil estaba peor: horas antes de la elección del 6 de julio por todas partes apareció propaganda apócrifa del PPS, supuestamente en apoyo de Cuauhtémoc Cárdenas.

Manuel Camacho y muchos de quienes conducen la campaña de López Obrador podrían ilustrar sobre este tipo de escenarios de guerra sucia contra la oposición cuando lleva ventaja.

Un espot como el de Elena Poniatowska, quien se refiere directamente al PAN (el adversario más cercano en la contienda), nos lleva a una reflexión: si alguien con la obra e historia de Elena en lo que sería la representación de la izquierda en la campaña lopezobradorista es puesta a enfrentar a la derecha, ¿por qué el desprecio de López Obrador hacia la izquierda a la hora de integrar su equipo y a los candidatos con los cuales gobernará desde el Poder Legislativo? ¿Por qué no unos espots contra Madrazo y Calderón usando el prestigio de Arturo Núñez, Manuel Camacho, Alfonso Durazo, Guadarrama, Víctor Anchondo o del que persiguieron con un ataúd en Sinaloa?

A la hora de las confrontaciones éticas, ahí sí: la izquierda, pero mientras el priísmo de Madrazo, como el que se ha volcado en el PRD, parece al acecho de cachar votos y para regresar, ya sea por la vía del PRI o de la coalición lopezobradorista.

Se pierde ventaja cuando el que va adelante no se ocupa de su propia fuerza ni de la pista y se ocupa de los adversarios que ya dejó atrás. ¿Cuáles son las posibilidades de perder luego de haber llevado una ventaja de varios años en las encuestas?

Para la calumnia y los golpes sí hay libertad en los medios de comunicación electrónicos. Es el triunfo de la oligarquía: desprestigiar la política llevando las campañas a nivel de nota roja, desatando una espiral de ataques directos, consumiendo tiempo-medios no para aclarar al país hacia dónde conducen, sino en la competencia que busca demostrar quién es peor.

La tónica de los espots panistas es del tamaño de la inteligencia y las obsesiones de los empresarios regiomontanos, expertos en linchar, como hicieron en 1968, cuando exigían muerte y desaparición de la guerrilla y los guerrilleros, o en 1988 contra el ascenso del movimiento social y democrático en defensa de la soberanía del país.

Hay contención cuando se pega una y otra vez al voto duro y se llenan con personajes del viejo régimen las listas de candidatos que serán los próximos gobernantes y legisladores, y también cuando los compromisos de gobierno se convierten en mensajes claros y fuertes para los sectores oligárquicos, a quienes se les ha anunciado que sus intereses serán preservados (puntos 42, 43, 44 y 45 de los 50 Compromisos), así como asegura la continuidad de la política económica neoliberal.

Se pierde ventaja cuando se va a un escenario de batalla que aleja de las urnas a los ciudadanos.

Cuando la izquierda existía como propuesta electoral, su fuerza era el debate de ideas, el proyecto de país. Una y otra vez se exigía en todas las tribunas políticas, periodísticas, legislativas y culturales el debate y el razonamiento.

Lo peor para perder la delantera es transmitir que ya se buscan culpables de lo que son errores propios, pues ello no construye la certidumbre ni el triunfo, sino sólo derrotas.

marcorascon@alcubo.com

3 Comments:

Blogger nacho said...

Total, el blog es de quien lo trabaja. Usté escriba y después que llueva.
Las campañas presidenciales están ligths, la neta. No hablan de temas picudos como la deuda externa, el TLC, la infraestructura nacional, la migración a EU. Puras promesillas balines como empleo, pensiones y "seguridad" (me refiero a los cinco candidatos). Eso que lo dejen para los candidatos locales...
Un abrazo desde Beautyfulville.
hb

11:31 a.m.  
Blogger Armando Ortiz Valencia said...

Memo, yo creo que la principal razón de tener estas circunstancias, esta clase de propagandas somos nosotros, la sociedad misma que lo permitimos y nos quedamos callados y a la mera hora, con un calendario o una despensa terminamos de despejar nuestras dudas para saber a quién darle el voto... si no vean lo que pasó en el estado de méxico
Saludos

4:36 p.m.  
Blogger Mario Cobá said...

Hola. Me llamó mucho la atención tu blog. Creo que tienes mucha razón en tu forma de pensar.

Encuanto a las campañas a mi también me preocupa el nivel al que se ha llegado. Las propuestas las mataron, sólo los ataques bajos sobreviven.

Es por esto que también he creado un blog, te invito a que lo visites: http://lopezobradorismo.bitacoras.com

En él uso textos mios y otros, que como tu dices, aveces expresan mejor lo que yo quiero dar a entender.

Saludos

P.D.: Desmitifiquemos la TV. No dejemos que la TV elija por nosotros.

7:12 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home