miércoles, junio 07, 2006

El segundo debatito

A veces suceden casualidades que podrían dar miedo, pero luego resulta que nomás quieren asustar con el petate del muerto.

El segundo debatito fue como la segunda versión de la película La Profecía (que se estrenó precisamente ayer en todo el mundo): todos ya sabíamos la trama (que se aparecería el diablo) y sin embargo nos empeñamos en creer que podía surgir algo diferente y sorpresivo.

Pero no pasó nada escalofriante: como se preveía, se apareció El Diablo AMLO y el Exorcista Felipillo quiso conjurarlo con sus rezos de fe neoliberal (¡Cízcalo, cízcalo, diablo panzón y populista!) , pero le salió el tiro por la culata con lo del “cuñado incómodo” que hasta lo hizo atragantarse.

Pero, como dijo Jack The Ripper, vayamos por partes:

Digo que fue otra vez debatito, porque ahora aunque estuvo AMLO, todo se redujo a los intentos de escaramuza de FECAL con él. Robertito se hizo cada vez más chiquito, al grado que su única queja contra FECAL fue que le había birlado sus propuestas, ¡y el otro dijo que en realidad fue al revés! O sea, que en el fondo (y en la superficie)son lo mismo.

De Paty Market y Bob Esponja, digo, Campa, mejor ni hablar. La seño Mercado salió otra vez en su plan de desperate housewife, tan desesperada que se comía las sílabas y se le entendía la mitad de lo que decía (y luego se quejan de cómo habla AMLO), y Elbo Esther Campillo salió en plan conciliador, ya no con el gesto adusto de antaño, sino casi casi beatífico (el mejor chascarrillo que he leído lo dijo Alvaro Cueva en Milenio Diario: Ahora Campa, en lugar de tirarle a Madrazo y salir vestido como FECAL, en venganza salió disfrazado como ¡Roberto Madrazo!).

Luego, como se preveía, AMLO salió a recuperar el tiempo perdido por no haber asistido al primer debatito. Se puso a hablar de su proyecto de nación valiéndole madre el temario. Todo parecía muy civilizado hasta que FECAL dio el primer derechazo con lo de la deuda del DF. Pero AMLO le reviró con lo del Fobaproa. FECAL sacó otra vez sus pancartitas con la efigie de Arturo Núñez, ex priísta ahora candidato al Senado por el PRD. Ya de plano AMLO ni le contestó.

Encabronado por el desdén, FECAL le sacó lo de Nico y el hijo de Nico que estudia en el extranjero. AMLO se esperó hasta el último para contestarle y le sorrajó lo de su cuñadito rata que no paga impuestos y tiene contratos millonarios con el gobierno, entre otros el IFE y la SEDESOL. Como vieja histérica, FECAL lo negó todo. Ni modo que dijera: “Sí, acepto que todos en mi familia somos unos pinches transas, menos los niños porque todavía no crecen, pero dejen que estén en edad y ya verán”. Si tanto se jacta de sus manos limpias, la suciedad es precisamente lo que más padece. Digo, el inconciente es cabrón: dime de qué presumes y te diré de qué careces.

(Por cierto, si quieren enterarse de las transas del cuñado incómodo, bájense este documento en PDF: http://www.lopezobrador.org.mx/documentos/Hildebrando_6jun.pdf)

Madrazo estuvo más suelto, aunque nervioso (consus manotas a cada rato le pegaba a los micrófonos), se vio que hizo su tarea, dio diagnóstico de cada situación y planteó sus propuestas, pero uno no puede dejar de preguntarse: ¿ pues que no el PRI gobernó más de 70 años? Todo el desmadre que es ahora el país no lo provocó nomás Fox en seis años (bueno, que contribuyó mucho no hay duda). Entonces ¿por qué se esperó el PRI a perder el poder para darse cuenta de todo lo que estaba mal?

En cuanto a lo aldeaño al debate, el autoatentado de Chachacharlie Ahumada estuvo de lo más teto. A ver si para la próxima por lo menos contratan a un buen director de escena, ya de a perdis, que les arme bien el numerito. Y el "Simidebate de los Cuatro", que fue casi lo mismo pero más barato, juar juar.

A nivel propuestas, no se dijo nada nuevo. Todo ya se ha dicho hasta el cansancio. Pero lo que sí quedó claro es que lo que está en disputa el 2 de julio son dos proyectos de nación contrapuestos: más privilegios a unos cuantos, corrupción desaforada y pendejadas y falta de liderazgo como con Fox, o dar la oportunidad de probar algo diferente en beneficio de las mayorías. El PRI ya demostró que le vale madre el país, la derecha ya demostró que no sabe cómo gobernar, pero sí como robar. El turno es de la izquierda.

Y espero que AMLO no me haga tragarme mis palabras, pero deseo que lo haga bien y que cumpla con por lo menos la mitad de lo que está prometiendo. Con eso ya salimos de gane. Porque otros seis años de idiotez panista –yunquista-derechista no la aguanta nadie. Y la neta no creo que todos podamos mudarnos a Estados Unidos cuando a este país se lo lleve la chingada si es que nos imponen al señor ése chaparrito pelón de lentes.

3 Comments:

Blogger paulette said...

te leo con frecuencia pero ahora sí me hiciste reir hasta las lágrimas. Se agradecen textos así cuando uno pasa la mañana revisando los periódicos y haciendose nudo el estómago.
Puse una recomendación sobre este texto en mi blog, espero no te moleste
Besos
Paulette

6:59 p.m.  
Blogger El Lobo said...

Pues es la primera vez que entro, camarada... y la verdad, no me arrepiento. Excelente crónica de un debate del que el castigador Calderón salió con la cola (y el cuñado), flameado.

Lo invito a que me visite en yoatecutli.blogspot.com.

Saludos.

12:54 a.m.  
Blogger Guillermo said...

Gracias por los comentarios.

Saludos.

G.

9:24 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home