lunes, noviembre 07, 2005

Cuando era feliz e indocumentada...

Mi mejor amiga (de hecho la más antigua) Verónica "Locuaz" Lomelí nos escribió una carta colectiva a sus amigos, luego de meses de no saber de ella. Anda en España y ahora parece que se lanzará a los Yunaites en una nueva aventura con su inseparable Chachomán.

Les ofrezco partes sustanciales del rollo locuaxesco, ahorrándome las partes personales (al fin y al cabo, a ustedes qué les importa, jeje), que refeljan buena parte de sus andanzas e impresiones en la Madre Patria (¡y olé!). Va:

2005-11-07

Mis queridos todos:

Aprovechando la temporada de muertos revengo del más allá (y más allá del mar, eh?) para decirles… Sí, efectivamente continúo viva. Aún cuando mi prolongado silencio les haya dado falsas esperanzas. Pensarán que he exagerado en la falta de tacto para mantener su amistad pero, a riesgo de que suene a disculpa, emigrar ha sido la decisión más difícil de nuestras vidas.

A casi un año les puedo decir que si no fuera porque Horacio y yo nos hemos fortalecido como personas y como pareja, esta aventura se habría ido al diablo desde tiempo atrás. Las cosas no han salido como pensábamos pero contrariamente a sentirnos derrotados, hemos alcanzado un equilibrio en muchos aspectos de nuestras vidas tanto que, el no haber practicado por más de un año nuestras profesiones y el haber sobrevivido con trabajos de medio pelo y en toda suerte de oficios, nos ha dado enseñanzas y experiencias que no hubiéramos logrado en nuestra antigua “zona de confort” (léase la paradisíaca vida de nuestro país… sí a estas alturas nos resulta paradisíaca con todos sus pros y contras!!!).

Pero la vida nos ha ido enfrentando a realidades hasta antes impensadas para nosotros. Por una parte, aquellos que hablan de la feroz actitud antiinmigratoria de los gringos es que no conocen a los españoles (y lo siento por los que tienen raíces en la Madre… Patria). Y es que, luego de un rato, uno termina por aceptar que los gringos anuncian con bombo y platillo que lo suyo es joder a todo el mundo y el mundo lo sabe. Pero los españoles, que viven en una civilización de “miles de años”, lo hacen silenciosamente y a la callada, lo que es una verdadera puñalada rastrera. Así que cualquier “borderpatrol” y “hunterpatrol” resultan unos verdaderos infantes.

Sin embargo, también a fuerza de conocerlos, se termina por entender que prácticamente su país no sólo les ha sido invadido sino arrebatado por toda clase de especimenes del mundo (entre ellos nosotros, por cierto). De tal forma que, el proceso que ahora viven es avasallador y no han sido preparados psicológicamente para digerirlo, por lo que su racismo es realmente encarnizado. Como inmigrantes ilegales, uno que otro que durante un tiempo pasamos con aquello de estamos de “backpackers” recorriendo Europa o “vine a estudiar y ahora tengo que sacar lo de mi billete de regreso porque me gasté toda la plata viviendo a tope”, pero luego de un rato las sospechas comienzan a levantarse y hay que recurrir a aquello de “estoy trabajando por el mundo para alcanzar el sueño americano”.

Finalmente también se termina por aceptar que lo que se vive en España es un reflejo del inminente colapso económico del viejo continente. No hay empleo (en este sentido México es un paraíso), no hay fuerza económica para contrarrestar al “gigante asiático” (bueno eso pasa en cualquier parte del mundo fuera de China) y, sobre todo, por más medidas que se tomen no hay nada que soporte el envejecimiento de la población (algo que en Latinoamérica aún no tiene el impacto que acá).

Por otra parte, hay que sumar el elevado costo de vida: Anhelo una fonda mexicana en la que literalmente “tragaría” como reina con tan sólo dos euros! Aunque no me puedo quejar porque últimamente se han puesto de moda unos lugares muy accesibles donde te venden unas aves salvajes deliciosas y baratas (unos son Asiáticos, otros turcos, otros rumanos y van a abrir muy pronto un sitio inglés…. Jajajjaja). Claro que también añoro mis tacos callejeros (y no “tacos” españoles que quiere decir insultos), y ahora que lo menciono, extraño mis palabrotas mexicanas (aquí algo como “Me hago (pero con c) en tus muertos” y “Me hago (también con c) en tu leche” son verdaderas vulgaridades a las que yo no les encuentro aún el chiste, sabor, ni sentido). Bueno y hasta extraño mi Highspeed de Telmex, porque con todo y que acá hay un alto acceso a Internet, el servicio es carísimo gracias a la “Euroeconomía” (y este país, tarde o temprano deberá pagar el costo real de vida) y a Telefónica.

De paso, escuchar y saber tragedias como la de Chiapas, Cancún y Yucatán; las cretinadas de los partidos políticos, de las marchas, de los acuerdos obscuros; y hasta la salida de Hugo Sánchez de los Pumas que, por cierto, acá es una Leyenda (así con L mayúscula – tanto que hay cada tío que si sabe que eres de México te lanza una ganzada del tipo “y lo llegasteis a frecuentar?”… y no es un chiste gallego eh?). Pero el hecho es que el Hugo fue un inmigrante con los pies bien plantados que hizo adorarse hasta por el más rancio de los españoles. La verdad es que el chaparrito cabeza de micrófono es un grande acá y, viéndolo así, su actitud ya no resulta tan arrogante y prepotente (es más viene siendo totalmente guay). Aunque lo malo es que sigue perdiendo mucha energía y foco por hablar contra otros en vez de dedicarse a su equipo.

Y hablando de la actitud altanera de Hugo, es que en realidad los españoles son así, majaderos, arrogantes y cretinos, pero es esa su forma de ser, su cultura. De hecho eso del “por favor” y “gracias” es algo que nada más no se les da. Ah y no venga algún extranjero a dejar propina por un servicio, porque vociferan cosas como “y tu que te ha creído tío, que podéis venir aquí a maleducar a la gente???”. Pero bueno es que ellos también son como los desdeñados de Europa (sí he escuchado gente que dice que Europa comienza a partir de los pirineos, eh?) y tienen que defenderse también.

Eso sí, luego de un rato de convivencia con ellos, uno también detecta la memoria genética que nos heredaron en su conquista: el amor por el pan y el circo. Con todo y sus crisis económicas, Ratzinguer y su obscura fuerza, sus broncas raciales y sus problemas existenciales, su terrible gusto telenovelero (sí, acá llega los culebrones latinoamericanos también) es más hasta su afán de españolizar todo lo que viene en otra lengua (y hacer doblaje para el cine y la tv de manera brutal)…con todo eso y más, mientras haya “Bread and Circus”, todo es bienvenido.

Por ejemplo cuando llegamos, mi marido tuvo la genial idea de hablar de F1 con unos tíos y ante la pregunta de “quién es tu campeón?” Él atinadamente respondió (y que nos perdone Montoyita) “Qué, hay otro corredor además del Nano Alonso?” En ese momento nos metimos a un buen de gente a la bolsa y, fecha con fecha, vivimos el campeonato a tope. Y entre más aumentaba la posibilidad para el asturiano en la prensa no había nada que no fuera él (de verdad nada!!!).

Luego está la prensa del corazón, jojojoj, todo el multimediatismo desperdiciado de México es una ganzada ante esto. Aquí se botan millones en cada basura!!! Por ejemplo, aquí se siguió el embarazo, mareo, antojos, moda, peso y demás de Doña Leticia y claro el arribo de la Infanta Leonor quien ya tiene toda suerte de medios a su disposición (incluida la Internet…) y que, como bien ha señalado un grupo de seres pensantes: “primer respiro, primer bostezo, primera cagada… joder, a esta tía la vamos a criar entre todos!” Es más, están trabajando a mil contra la feudal tradición de sólo los varones del primogénito serán rey, para asegurar que ella, como primogénita, pueda llegar a Reina cuando le toque su momento.

Y no digan el fútbol (si con acento porque así es por acá!) yo creía que no había pueblo más fanático que México…. No, no, no señoras y señores… esto es una oda diaria al dios balón. Y no se diga cuando los equipos de la ciudad se enfrentan en el “Derbi Madrileño” (el Real y el Atlético) esto es la verdadera locura y de crímenes pasionales en nombre de los Blancos y los Rojiblancos que… por cierto ha tenido encuentros bastante desangelados (según los enterados!) porque yo, a no ser por la bola de bellezas que hay en la liga, sigo sin verle la gracia. Y sí señoras del Real: Iker, Sanfélix, Zidamne, Figo, González Blanco, Beckham y Owen son unos reyes!!!; y del Atlético : Cuéllar, Pablo Ibáñez, Antonio López, Fernando Torres, Arizmendi y Zahínos, son unos muñecos… como verán ya alucino con el fútbol madrileño!

Pero con todo el Pan y Circo, hemos terminado por aceptar lo inminente… el sueño americano sigue siendo el más deslumbrante de los sueños y uno efectivamente anhela regresar a él. No es sólo la abundancia en todo… es la tierra de oportunidades que representa para todos… oportunidades que, por desgracia, no las hay en el viejo continente (y menos en África, por eso todos andan por acá) y la única fuerza creciente, China, tiene en la cuestión del cerrado comunismo a ultranza, su punto menos grave cuando uno se entera de las atrocidades contra los derechos humanos (algo ante lo que todo el mundo cierra los ojos para continuar beneficiándose de su baratísima maquila).

Sin embargo, aún no decidimos hacia dónde irán nuestras vidas (puros pretextos para no echar raíces en ningún lugar, verdad?) Eso sí, les confieso que lo único que me duele de la vida errante es no poder tener… un cachorrito (no sean mal pensados, sigo sin ver niños en mi vida… salvo la Infanta Leonor que hasta cuando le jalas al retrete la escuchas llorar!!!!). Pero espero seguir contando con su amistad y afecto, a pesar de mi obscura ausencia. Porque aunque es un hecho que México no se vislumbra en nuestro futuro, ojalá algún día, haya la oportunidad y posibilidad de volvernos a ver y sentarnos a charlar. Además de que en América, será más fácil el acceso a Internet para nosotros!

Les mando un fuerte beso… un gran abrazo y mi cariñoso recuerdo!

Vero Lomelí.

3 Comments:

Blogger Magda said...

Muy cierto lo que dice... En una ocasión, llegué al correo en Madrid para poner unas postales. Al pagarle los timbres al que atiende, un españolito muy sonriente, me aventó el cambio (después supe que siempre lo hacen) tan fuerte, que fue a dar al suelo. Me puse de todos colores, especializándome en el color morado, y sin pensar más allá de loq ue podía pasar (que se pusiera más lépero) le dije hasta de qué se iba a morir. De estas experiencias tuve otras dos o tres, hasta que aprendí, y entonces era yo la que primero aventaba el dinero al llegar a un lugar, jajajajaja.

Lo único que no me gusta, es que le diga cara de micrófono a mi amado Hugo :( (cara de enojada, no de triste). Hugo es grande, pero aqui en México les agrada más Maradona, por aquello de los cangrejos. Te lo cuento por si no lo has oido, es sublime (va en otro):

7:05 p.m.  
Blogger Magda said...

Había dos cubetas con cangrejos vivos, una tapada y otra destapada. Llega un tipo y pregunta: -¿por qué una está tapada y otra destapada? El dueño de las cubetas responde:

Es que en la destapada todos los cangrejos son mexicanos, y cuando uno intenta salir o sobre salir, los de abajo le jalan la pata.

Un beso para ti, y un fuerte abrazo a tu amiga ¡que ya se venga!!
:))

7:07 p.m.  
Blogger René López Villamar said...

Gracias por dejar aquí el comentario de tu amiga. Es bueno leer que se está tan bien aquí.

12:39 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home