martes, octubre 26, 2010

Anciano

Photobucket

por Guillermo Vega Zaragoza


Soy un anciano
solo en la mesa de un restaurante
blandiendo un cuchillo.
De repente
me han caído encima
todos los años del mundo.

Espero que regrese alguien.
Ya no recuerdo quién
pero alguien.

Me duele el cuerpo.
La espalda encorvada.
El cabello encanecido.
La desolación del alma.
Nunca volveré a ser joven.

Ya ni siquiera
hay alguien a quien esperar.
Ya ni siquiera
puede haber presente.
Futuro ni soñarlo.
Nada más el pasado
y algunos recuerdos.

Soy un anciano
solo
blandiendo un cuchillo.

3 Comments:

Blogger Maya said...

Precioso. Duele como debe doler la poesía, lacera como debe escaldar la palabra elegida. Me he dado una vuelta por tu bitácora durante algún rato, y la encuentro bellísima. ¡Saludos!

8:48 p.m.  
Blogger Asilo Arkham said...

Me gustó mucho. Gracias.

8:10 p.m.  
Blogger Maxymo said...

Como duelen los años, aunque la juventud, aun en mi me viste, pero la sola idea de llegar hace que se te encorve el alma...Muy bueno el poema. Un saludo.
www.blogs.clarin.com/maxymus/

6:37 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home