jueves, julio 20, 2006

Dos Méxicos

Los ricos del norte, y hasta los pobres del norte, esos que reciben sus dineritos provenientes de sus familiares en USA, dicen que en el sur estamos pobres porque queremos ser pobres, por huevones, holgazanes, pedinches y demás lindezas.

Ahora, con la elección para presidente, ha quedado más que transparente que los estados pobres (sur) votaron por MALO y los ricos (norte) por FECAL. Por eso yo propongo la inmediata separación de esta república bananera en dos estados libres soberanos e independientes. Al nuestro, el del Sur, le añadiremos el calificativo de huevón, por lo que en su constitución podrá leerse algho así: República Mexicana del Sur, Estado Libre, Independiente y Soberano Huevón.
La separación es urgente dados los claros síntomas de ruptura social entre ricos y pobres que se presentan en las calles, las escuelas y hasta en las familias, por lo que:

La primera proclama de la república del Sur será expulsar a todos aquellos que hayan votado por FECAL, sobre todo los avecindados en las delegaciones Miguel Hidalgo y Benito Juárez del Distrito Federal, Naucalpan, Tlanepantla y Atizapán en el EdoMex. Si la República Mexicana del Norte adopta una medida similar, los expulsados de esas tierras, que serán pocos según los cálculos, serán bienvenidos al Sur y las viviendas de quienes hayan sido echados pertenecerán a los recién llegados. Eso, señores, se llamará justicia revolucionaria.

La segunda proclama será elevar a rango constitucional el derecho a la hueva. Que no se nos acuse desde el norte de ser huevones y de querer estar jodidos sin bases. La Constitución protegerá el inalienable derecho a la hueva que tiene cada ciudadano desde su gestación en el vientre y aun después de su muerte.

La tercera proclama tiene que ver con el sustento diario de quienes nos dedicaremos a echar la hueva. Cada ciudadano, léase huevón, tiene derecho a la alimentación, la educación, dos cajetillas de cigarros Faros por semana y tres litros de mezcal semanales. Dejaremos de beber tequila porque esa bebida será para los del norte o para algunos dirigentes del PerDeRé y uno que otro gusano.

Nuestros recursos naturales no renovables serán propiedad del Estado y de todos y cada uno de los surmexicanos. El petróleo, la electricidad y el agua dejarán de enviarse al norte. Allá, como son bien trabajadores, creativos e innovadores y tienen mucho dinero para pagar científicos no dudamos que dentro de sus miles de kilómetros cuadrados de desierto pronto encuentren agua, petróleo o electricidad. Si por alguna razón los mexicanos del norte llegaran a necesitar de nuestros recursos naturales, no seremos unos tacaños ni insensibles, podremos venderles el petróleo, la electricidad y el agua que necesiten a precios de mercado internacional, pagarán lo que vale. En cambio, los del sur viviremos con subsidios a la gasolina, el agua y la electricidad y como esos recursos nos sobran, nos daremos el lujo de hacer estúpidas series de televisión o reality shows en donde se muestre el uso irracional de esos recursos. Eso sí, no habrá hoy no circula porque los ricos se habrán llevado sus tres o cuatro autos, sólo quedarán vochitos y chevys, combis y microbuses, metro, trolebús y metrobús, chimecos y camiones de basura.

Las playas más hermosas de México, disculpen ustedes, se encuentran en el sur, les dejamos para su recogijo Mazatlán, Vallarta, San Carlos y una que otra, ah sí, Playa Bagdad y Tampico. Como imaginamos que será difícil viajar al norte porque no quieren a los pobres que aman ser pobres, entrar a México del Sur será relativamente fácil. Nos interesa su dinero y mucho. Aquí tendrán los señores norteños, como siempre, amables, lentos pero serviciales y prietos empleados que les sirvan un coco, que les pelen un mango, los paseen en lancha o levanten su equipaje, laven sus baños y les renueven las impolutas sábanas y toallas de sus habitaciones de hotel. No habrá revanchismo señores norteños, de ningún modo. Nadie osará robarles la cartera, el auto o la mujer. Nos morderemos los huevos y las uñas pero nos aguantaremos, pondremos cara de serviciales huéspedes pero no serán despojados de ninguna pertenencia. Palabra de Dios. Jodidos pero honrados. Por nuestra raza hablará el espíritu. Claro que todo esto lo tendrán que pagar, el uso de nuestras playas y bellezas naturales, ruinas arqueológicas tendrán el costo equivalente a entrar, según sea el caso, al Louvre o el Museo del Prado. Porque en el Sur creemos (ya ven que creemos casi cualquier tontera) que todos en el norte han viajado alguna vez a Europa y saben lo cara que allá es la vida. Nosotros, claro, no pagaremos por entrar a ningún museo ni visitar ninguna playa o zona prehispánica, ir a Cancún nos saldrá casi como ir a Acapulco o Veracruz. Puerto Escondido serán tan barato como ir a Chacahua, pero para los del norte, so sorry, será como si visitaran Ibiza o Londres. Digo, porque nosotros aparte del Hospicio Cabañas, el Festival Internacional Cervantino, Real de 14 y las Barrancas del Cobre, ¿quá más podemos perdernos? Podremos hacer una excepción, si ustedes vienen por hongos, nosotros, con salvaguarda de por medio, iremos por peyote. Nuestros mixtecos o mazatecos no romperán lazos de ningún tipo con huicholes o coras.

Como sabemos que son retebien trabajadores en el norte y preocupados por su bienestar físico y emocional les mandaremos empleados temporales para los trabajos que no suelen realizar, faltaba más. Tendrán sirvientas o chachas, como les llamen por allá, jardineros, nanas, albañiles y basureros. Y como ustedes los del norte son gente justa y honesta confiamos que les pagarán bien, lo justo, que no abusarán de ellos ni de su supuesta ignorancia, que les permitirán enviarnos (no se manchen con los impuestos por envío) al Sur dinerito para los huevones que nos quedamos acá. Las divisas, of course, serán nuestra tercera fuente de ingresos luego del petróleo y el turismo.

Pero además tenemos un valor agregado: masas ingentes de artistas, escritores, músicos y demás fauna. No ignoramos que será una odisea volver a ver a los Tucanes de Tijuana o los Tigres del Norte o tantas bandas de Monterrey que tocan conmadre tú, pero nos alegramos de que Maná y Plastilina Mosh no volverán a sonar en nuestra radio.

Lamentaremos profundamente que para poder ver o escuchar a Loret de Mola, Adela Micha, López Dóriga, Gutiérrez Vivó y demás sabandijas tengan que comprar televisión por cable (digo, no todos por muy ricos y trabajadores tienen Sky ¿o sí?) Pero igual y se los podemos mandar, junto con los prestigiadísimos diarios Reforma y Crónica.

Por supuesto, también nos lamentaremos de que muchos de sus mejores prohombres ya no puedan seguir estudiando en nuestars universidades y lamentamos informarles que ni becados podrán seguir estudiando acá. Si desean estudiar en la UNAM, el Politécnico, la UAM o hasta en el Conalep o el Unitec, habrán de pagar lo equivalente a estudiar en Harvard o el MIT.

Sufriremos (yo no por supuesto) por no poder volver a presenciar un partido de las Chivas. Millones de compatriotas lo resentirán, pero una de los puntos que le proponemos al norte es dejar que la liga de futbol siga funcionando como actualmente lo hace. Claro que al América se le quitarán dos o tres campeonatos (los que ha ganado con trampas) y se le mandará a segunda división por haber corrompido a las autoridades y demás mafia deportiva (como recién sucedió en Italia) No habrá más ojo por ojo ni linchamientos cobardes. La ley a secas. Acataremos la doctrina juarista al pie de la letra.
Por cierto, haremos una excepción. Puebla de los Angeles, tendrá salvoconductos y rutas establecidas para comunicarse con el norte. Dios bendiga a esos hombres que tuvieron que vivir del lado sur pero con mentalidad del norte. O bien podemos mandar a sus iglesias a Guanajuato, ya que les faltan algunas para el exceso de feligreses que se registra en ese estado.

Por cierto les dejamos su cártel de Tijuana, de Sinaloa, de Juárez o de Matamoros. Si quieren mota tendrán que pagarla como pagarán por el petróleo. Acá, señores, fumar mota será legal, ustedes pueden seguir matándose en las calles, escondiéndose en el baño con una jerga húmeda sellando la puerta o esnifando mala coca en sus reuniones sociales.

Si por alguna razón los de más al norte los miran mal, los maltratan, no quieren venderles su petróleo, brindarles de su agua o electricidad podemos alzar la voz por ustedes ante la ONU. Vaya falta de respeto la de los vecinos de más al norte. En el peor de los casos promoveremos que Canadá, Mongolia y Australia les de asilo político y económico a cada uno de sus habitantes.

Nuestros lazos de sangre no se romperán jamás. Usaremos la energía nuclear de Laguna Verde en Veracruz con fines pacíficos, no hay nada que temer, mis queridos norteños.

Dicho todo lo anterior, conmino a venir al sur a echar la hueva de lo lindo al 5, 10, 15 o 20 % de los norteños que votó por MALO. Aquí, en la República Mexicana del Sur sí le va a ir, muy, pero muy bien. Y echando la hueva que es lo mejor.

Tomado de http://menosquecero.blogspot.com/2006/07/dos-mxicos.html

3 Comments:

Blogger Sicofante said...

Soberana estupidez!!! Soy norteño mexicano, vivo en USA y voté por AMLO.

Saludos


Alx

4:11 p.m.  
Blogger O.V.R.D. said...

Organización por la verdadera revolución demócrata.
(México)

http://ovrd.blogspot.com

Esperamos la visita de todos los mexicanos en el mundo, ¡por una verdadera revolución demócrata!

1:16 p.m.  
Blogger Tiburon3 said...

Ya hay respuesta a este INTERESANTE mensaje
http://yepez.wordpress.com/2006/07/21/dejemonos-d%c2%b4mamadas/

2:28 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home