miércoles, julio 19, 2006

Carta a López-Dóriga

El día de hoy envié la siguiente carta al correo electrónico de Joaquín López Dóriga del periódico Milenio donde publica su columna "En privado" (más abajo reproduzco el texto que la provocó). No sé si vaya a obtener algún tipo de respuesta, pero por lo menos les doy a conocer lo que pienso:

Señor López-Dóriga:

Es evidente que el que no tiene ni la más remota idea de lo que es la resistencia civil es usted y por eso se atreve a afirmar en su columna de hoy que "los hechos de Filomeno Mata son expresión del riesgo de convocar a la resistencia civil y no decir de qué se trata", como si quienes apoyamos y votamos por una opción democrática y de izquierda fuéramos una masa de descerebrados sin conciencia, como siempre ha estado empeñada en convertir a los habitantes de este país la empresa televisiva que le paga el sueldo, a golpe de telenovelas, orejas, otros rollos y bailes soñadores.

Ojalá usted tuviera la decencia y el valor de reproducir en alguna de sus columnas el texto que me tomo la molestia de enviarle a continuación para ilustrarle lo que entendemos por resistencia civil. Ese sí sería un verdadero servicio a sus lectores (si es que en algún momento le han importado un poquito).

Y para ahorrarle suspicacias de cualquier tipo, le adelanto que soy maestro, periodista y escritor independiente, que no milito en el PRD y que no amo desaforadamente a AMLO. Simple y sencillamente soy un ciudadano pensante y sumamente encabronado (¡Qué barbaridad! Escribí "encabronado". ¿Qué violento soy, verdad?) con la estulticia que están haciendo ahora usted y sus adláteres de "tercer grado" (de primaria), quienes hace apenas unos días se hacían pasar por "honestos y democráticos".

Ojalá hubiera visto las opiniones que expresaban sobre usted y su empresa las pancartas hechas por muchos de ese millón y medio de "renegados" e "irrelevantes" que marchamos rumbo al Zócalo el domingo. (Ups, perdón, lo olvidé. Como eso no apareció en ninguno de los noticieros de la empresa que le paga el sueldo, a lo mejor no se enteró. Con eso de que esa gran teórica de la comunicación, Marta Sahagún, dice que lo que no sale en la tele no existe).

Para finalizar, déjeme decirle que antes veía su noticiero y escuchaba su programa de radio, pero ahora no pierdo oportunidad para decirles a todos mis conocidos, amigos y alumnos que no lo vean ni lo escuchen y que ellos también les digan a todos sus conocidos lo mismo. A veces lo leo, porque compro el Milenio desde que se inició, pero no crea que me agrada mucho su intrincada y anémica prosa. No obstante, si Milenio sigue en la misma tónica de los últimos días también voy a recomendarles a mis alumnos, amigos y conocidos que no lo sigan leyendo. (Esto es, por cierto, una acción de resistencia civil: pegarles a los medios deshonestos en donde más les duele, en el rating y las ventas. ¿Ya ve lo violentos que somos?).

Por cierto, si quiere ilustrarse aunque sea un poquito sobre lo que es la resistencia civil y las acciones no violentas de protesta, le recomiendo que se consiga este libro: Gene Sharp, The Politics of Nonviolent Action, Vol. 2: The Methods of Nonviolent Action. (Boston: Porter Sargent Publishers, 1973). De nada.

Reciba un saludo encabronado, con todo respeto.

Guillermo Vega Zaragoza
Escritor renegado, periodista irrelevante y maestro universitario
gvegaz@yahoo.com

PD: Saludos a Florestán


10 puntos sobre la resistencia civil

Quienes creemos en la democracia (la de verdad, la cotidiana, la que refleja el sentir de los votantes en las acciones de gobierno, la que no se agota con la toma de posesión y el inmediato olvido de las promesas) nos declaramos en resistencia civil pacífica, legal y democrática.

Las preguntas son lógicas: ¿qué es esa resistencia?, ¿por qué existe?, ¿dónde se lleva a cabo? y, sobre todo ¿cómo y durante cuánto tiempo diremos que estamos en un movimiento de resistencia?

Resistimos una acción concertada del gobierno federal, el PRI y el PAN para violentar la voluntad popular al instrumentar y tratar de consumar un evidente fraude electoral.

La resistencia debe existir mientras estos partidos, el ejecutivo federal y el judicial mantengan el secuestro de la democracia con argucias legales jurídicamente insostenibles y con procesos y afirmaciones que ofenden la inteligencia de los mexicanos.

Algunas ideas sobre la resistencia civil, pacífica, legal y democrática.

1.- La resistencia se hace todo el día, en todas nuestras acciones. Promueve la democracia en conversaciones con compañeros de trabajo, familiares, amigos y conocidos, ayudando a despejar la cortina de humo gubernamental. La resistencia se hace cuando escribimos, cuando hablamos, organizando acciones y participando en ellas en la medida de nuestras posibilidades. La resistencia es cotidiana y continua.

2.- La resistencia no cae en provocaciones. Cada acción pública de la resistencia está sujeta a la acción de provocadores que pretenden encender los ánimos, ocasionar acciones fuera de la ley, violentas, de indignación desbordada, que justifiquen la represión y la denigración del movimiento. Por grande que sea la indignación, la fuerza moral de la resistencia es su carácter civil, pacífico, legal y democrático.

3.- La resistencia no espera soluciones fáciles y rápidas. El camino es largo, y puede durar más allá del 6 de septiembre, cuando el TRIFE dé el fallo sobre la elección presidencial. Cambiar el curso de los acontecimientos de manera pacífica y dentro de la ley demandará paciencia y dedicación. La resistencia existe hasta el triunfo del ideal democrático y aún después.

4.- La resistencia no se desanima. Las acciones previsibles y la propaganda creciente en medios leales hasta la ignominia, etc., son motivo para resistir con más decisión, no para abandonar el esfuerzo. Mañana seremos más, y si nos insultan es que no tienen argumentos.

5.- La resistencia no quema todos los cartuchos en una acción, sino que está siempre preparando otra (cartas a los medios de todo el mundo, a los organismos internacionales, a las ONG; búsqueda de formas originales de expresar nuestra voluntad más allá de la típica manifestación, comics, teatro, exposiciones, performances, formas de atraer la atención de los medios, etc., y mantiene siempre presente el objetivo democrático final. Resistir hoy pensando en resistir mañana.

6.- La resistencia también resiste la tentación de la división. Los legítimos desacuerdos no dividen, fortalecen la pluralidad. Por sobre los desacuerdos en particular debe prevalecer el objetivo democrático general para dirimir civilizadamente nuestras diferencias en el debate libre y en las urnas.

7.- La resistencia se hace en todo lugar. Dentro de México y fuera de él. Se hace ante todo el mundo: mexicanos y extranjeros. Se hace a nivel de calle y a nivel de las más altas instituciones como la ONU o el Consejo Europeo. Se hace en la escuela, en el trabajo, en el café y en el club o asociación. Donde quiera que haya un mexicano debe escucharse la voz de la democracia.

8.- La resistencia civil pacífica y democrática tiene sus raíces en nuestros valores nacionales e ideales. La resistencia se reapropia de la historia, de Morelos, de Guadalupe Victoria, de Juárez, de Prieto, del Nigromante, de Madero, de Cárdenas... En la información que se difunda, las referencias históricas nos dan motivo, razón y legitimidad. Divulgar nuestra historia es también resistir.

9.- La resistencia no es sólo asunto de los mexicanos. Las ofensas del actual régimen contra la democracia afectan a todos los demócratas del mundo, y su solidaridad es importante para nosotros. Si se consuma el fraude, se vulnera la democracia en todo el continente y en todo el mundo. El que pide globalización financiera merece globalización democrática.

10.- La resistencia no tiene secretos. Para ser imbatible ante los infiltrados, ante los espías, ante los "orejas" de Gobernación, la resistencia es abierta, legal, transparente y pública. No prepara actos en la oscuridad, no conspira, no transa. La resistencia no puede ser descubierta porque no se cubre.


Esta es la columna de JL-D:

En Privado 

Los errores no se lavan, se pagan
por Joaquín López-Dóriga


Miércoles 19 de Julio de 2006
http://www.milenio.com/mexico/milenio/firma.asp?id=413482
 
Ahí van, tras una causa, un enemigo y un mártir. Florestán

Ayer, Andrés Manuel López Obrador cometió un error que trató de ser subsanado con un comunicado de prensa del PRD, en el que se nos recomienda tener “la cabeza fría y el corazón caliente”.

Todo comenzó al mediodía, a la salida del encuentro de Felipe Calderón con los dirigentes del Congreso del Trabajo, en el Club de Periodistas: cuando unas ocho personas al coro de “¡voto por voto, casilla por casilla!”, se le cruzaron al subir a la camioneta, le gritaron e insultaron.

Una hora después, con Carlos Loret de Mola en una entrevista, López Obrador volvía a mostrar su dificultad para desmarcarse de lo que tiene que deslindarse, al negarse a condenar la agresión.

—¿Justifica usted lo que pasó esta mañana? —le preguntó Loret.
—No, no, no lo justifico —le contestó—. Sencillamente lo explico. Sí es un fenómeno que se está dando porque hay mucha inconformidad en la gente; la gente fue burlada, no se respetó la voluntad de los ciudadanos...
—¿Condena usted los hechos de esta mañana contra Felipe Calderón...?
—No, no, no, no. Condeno el fraude electoral y me explico...
—¿No condena que haya una agresión física, verbal, una increpación directa a un candidato presidencial?
—No, no, no, Carlos. A ver —le reviró—, ¿tú condenas el fraude electoral?
—Otro día, si quiere, me hace una entrevista....
—No, no, no (...). Un comunicador como tú, en un país democrático, después de ver (el fraude), te dedicarías a repetir, cada vez que tuvieses un micrófono enfrente, de que esto es inaceptable (...). Tú me pides condenar (el ataque a Calderón) y yo condeno el fraude electoral porque es el resultado de una inconformidad legal, legítima, esto es, legítima defensa.

Y el diálogo siguió, ríspido, una hora más en la que López Obrador no quiso desmarcarse de lo que tenía que haberse desmarcado.

Por lo demás, los hechos de Filomeno Mata son expresión del riesgo de convocar a la resistencia civil y no decir de qué se trata.

Retales

1. LOS PUÑOS. Preocupante, la declaración de Manuel Camacho sobre el cambio de sonrisas por puños. Ayer se vieron los primeros;

2. MANDA. En medio de conflicto postelectoral no se entiende, bueno, quizá sí, que Manuel Espino se haya ido de vacaciones a España, abandonando la plaza y al candidato de su partido. Por más mandas que se invoquen, la generosidad del apóstol Santiago no alcanza; y

3. DURÍSIMO. Alfonso Durazo no será senador. Sólo logró 16 por ciento de los votos, López Obrador en la presidencial llegó hasta 26 por ciento en Sonora. Como primera fuerza sonorense en el Senado quedó el PAN, luego el PRI y al final, el PRD. En la presidencial primero Calderón, segundo Andrés Manuel y tercero Madrazo.

Nos vemos mañana, pero en privado.

4 Comments:

Blogger nephyla said...

El "teacher" decepciona

Escribí sobre Joaquín en mi blog después de la entrevista que me sorprendió.

VOTO X VOTO

¡Viva México!

5:00 p.m.  
Blogger el andrei said...

¡Bravo!
Creo que todos deberíamos quejarnos directamente con todos ellos, los que materializan a "los medios".
Se les olvida que si no fuera por inconformes, seguiríamos en las cavernas.
Yo también he dejado de ver televisión.

Saludos.

8:16 p.m.  
Blogger Eratóstenes Horamarcada said...

Es como aquella inolvidable carta que dirigió Jaime Avilés (La Jornada) al mismo Joaquín López Dóriga. La obtuve del blog de Avilés (http://www.desfiladero.blogspot.com).

Joaquín: Hace unos instantes (20:20 horas) se aplazó la reunión del consejo general del IFE. Ya sabemos que se va a reanudar oportunamente para que durante tu noticiero se produzca el "repunte" que dará la "victoria" a Felipe Calderón por 240 mil votos o medio punto porcentual. De esta forma tú legitimarás la macroestafa del PREP y ayudarás a consolidar el fraude y el golpe de Estado implícito en éste. Así acabarás de consagrarte como el gran canalla en que te has convertido. La mala noticia para ti y los tuyos es que Andrés Manuel ganó legítimamente y va a gobernar. Sobre tu conciencia quedarán quienes pierdan la vida luchando una vez más por la democracia en México. Tu ex amigo Jaime Avilés
6 de julio de 2006

11:35 a.m.  
Blogger Hulk said...

Sé que me tardé, pero perdí la última gota de confianza en López Dóriga la noche aquella en que "Televisa abre la boca para enunciar su postura ante la Ley..." y al día siguiente, en Tercer Grado, el "seudoperiodista" (para usar los términos de nuestro infame presidente) pidió hablar al final para expresar lo mismo que el día anterior, pero ahora "a título personal", como si no fuera lo mismo. Confieso que ha sido el momento más patético que he telepresenciado en mi vida, al mismo nivel que la expiación de T. Ferro ante la Micha.

6:17 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home